De los deseos postergados (fuera de programa)

Dicen que es bueno reflexionar con la llegada del nuevo año. Pero creo que conviene hacerlo tras un lapso de tiempo prudencial, despegándose un poco de la vorágine social y la comilona del 31. Suele ser una noche memorable, la de fin de año. El vitel toné, la mesa larga, el calor, la televisión de […]

De las búsquedas

Me crié en un tiempo donde la sensibilidad masculina, o mejor dicho, la sensibilidad del niño varón (lindo nombre para un cuadro), era un tanto convencional y estereotipada. Como tantos otros, crecí convencido de que llorar no era cosa de hombres, y que cualquier tipo de manifestación semejante debía sofocarse, relegada como simple “mariconada”. El […]